La Manual Alpargatera

Confeccionamos alpargatas de manera tradicional y honramos un proceso artesanal que prácticamente no ha cambiado en 10.000 años

La Manual Alpargatera

La base

Lo primero que hay que hacer es tomar y establecer las medidas de la suela. Luego se coloca la cuerda de yute trenzado sobre una plataforma giratoria, ya sea manual o mecánica, y se le da vueltas hasta que cubra toda la superficie de la suela. Finalmente, para conseguir que la forma y la densidad sean las adecuadas, se cose la suela desde fuera hacia dentro. Queremos prolongar la vida de nuestras alpargatas al máximo, y, para ello, añadimos una capa de goma a la suela mediante un proceso de vulcanización. Se trata de un proceso natural en el que se somete la goma a alta presión y temperatura para hacerla más adhesiva y flexible.

La Manual Alpargatera
La Manual Alpargatera
La Manual Alpargatera

La cubierta

Según el modelo de alpargata que estamos produciendo, cortamos las piezas necesarias de algodón, lino, seda o cáñamo. A veces, es necesario trabajar con distintas telas que luego unimos manualmente en nuestro taller.

La Manual Alpargatera
La Manual Alpargatera

Ensamblaje y adición de detalles

Luego cosemos a mano la cubierta a la base.
El artesano coloca el dedal en su dedo índice y se cubre la parte interior de la mano con el palmete, un objeto redondo de metal. El primero sirve para proteger el dedo, mientras que el segundo permite empujar la aguja con fuerza para que atraviese el tejido y la suela sin hacerse daño en la mano.
Luego se hace un bordado en la punta de la alpargata y, en el caso de que el modelo lleve cintas o algún acabado, se añade al final.

La Manual Alpargatera

Las materias primas naturales son la esencia de nuestro oficio, por eso seleccionamos nuestros proveedores de manera responsable y exigiendo la mayor calidad. Además, también nos aportan esa chispa de creatividad que nos anima a buscar nuevas maneras de utilizarlas.

Descubrid nuestros materiales
DRAG
    Tu carro está vacíoVolver a la tienda